WHATSSAP 662 92 59 02 reservas@hotelcomendador.es

Circuito hidrotermal Spa Domus Aurea.

Los 900m2 del spa Domus Aurea están ambientados en las antiguas termas romanas y los baños árabes. El recorrido terapéutico se inicia por la piscina activa con una superficie de 80 m² y con una temperatura de unos 36º. Está dotada con numerosos chorros que tratarán pies, piernas, glúteos, lumbares y dorsales. Cuenta también con cuatro chorros en forma de cuello de cisne y una cascada destinadas a cervicales y cabeza, un volcán y varias camas de burbujas que conseguirán que todos nuestros músculos estén relajados y preparados para el resto de tratamientos.

Seguimos nuestro recorrido por el pediluvio, un camino de cantos rodados con agua a presión a diferentes temperaturas, con el que conseguiremos que se active la circulación de la planta de los pies, a la vez que se estimulan los puntos de energía que controlan el resto del cuerpo, eliminando la sensación de pesadez.
Continuaremos con cinco duchas bitermicas, que ayudaran a equilibrar el sistema circulatorio, unas disponen de chorros a presión que funcionan automáticamente siguiendo un sentido energético desde las piernas a la cabeza y otras realizan una pulverización suave de agua que ayudarán a tonificar y re-hidratar todo el cuerpo.

Seguidamente pasaremos a las Termas Romanas, un espacio que recrea las termas de la Roma Imperial, con cuatro piezas esenciales para  realizar un tratamiento combinado calor-frio que provoca en el organismo una acción y reacción apropiadas para estimular la circulación sanguínea y mejorar las inflamaciones: Sudatio, una sauna de piedra que combina el calor a unos 40º y una humedad relativa al 60%,  Frigidarum, piscina de agua fría con acción vigorizante, que estimula la circulación periférica y tonifica, el Caldarium, piscina de aguas calientes y Tepidarium, piscina de aguas templadas, que facilitaran la relajación al realizar choques térmicos.

Un placer para todos los sentidos.

Entrando en la última fase del circuito, encontramos los antiguos Baños Árabes, una zona morisca en la que encontraremos:
Un jacuzzi caliente perfecto para la relajación.
Una sauna finlandesa, idónea para limpiar el organismo de toxinas, se transpira abundantemente hidratando la piel y activando el sistema circulatorio, además de ser beneficioso para los dolores de piernas causados por la mala circulación.
Un baño turco o hammam, con efecto relajante general, beneficios sobre la piel y vías respiratorias y relaja los músculos contraídos por las tensiones diarias.
Igloo, una cascada de hielo que estimula la circulación, el metabolismo y ayuda a crear defensas, además de aportar vitalidad y tonificar la piel.

Para terminar nuestro recorrido por el circuito hidrotermal, nos relajaremos en la Villa de los Misterios, una sala de relajación con tumbonas calientes, cromoterapia, con cielo estrellado, aromaterapia y musicoterapia.

Después de este recorrido de 2 horas de duración nuestros músculos sentirán una total relajación. Una experiencia que no debes perderte.

Reserva ahora